Establecimiento
de las cadenas de valor

Una vez definidos los ámbitos de especialización comunes a los tres territorios, se trata de comprometer la construcción de las cadenas de valor para cada uno de ellos para identificar los «stakeholders» (participantes) y las convergencias sectoriales.

Inicialmente, cada socio deberá trabajar en su territorio para realizar sus propias cadenas de valor para cada uno de los actores (agentes científicos y empresas).
Posteriormente, se desarrollarán dos sesiones conjuntas con todos los socios con la finalidad de identificar las convergencias sectoriales existentes entre los tres territorios.

De este modo, las dos cadenas de valor que serán seleccionadas estarán lógicamente en línea con las estrategias de cooperación transfronteriza.
De hecho, se tratará de una metodología para facilitar la creación de espacios de diálogo y de intercambio que podrán generar oportunidades de cooperación reales.